RESEÑA

 

Progresar y civilizar. Imaginarios de identidad y élites intelectuales de Antioquia en Euroamerica, 1830-1920. Juan Camilo Escobar Villegas. 2009 Medellín: Editorial Universidad EAFIT ISBN: 9789587200294

 

 

Paola Martínez Martelo*

* Historiadora de la Universidad Nacional de Colombia, becaria del programa Jóvenes Innovadores e Investigadores de Colciencias y miembro del Grupo de Investigación Historia, Trabajo, Sociedad y Cultural. E-mail: paolammartinez@gmail.com

 

Texto recibido 10 de diciembre de 2009 y publicado electrónicamente el 18 de diciembre de 2009.

 


 

El texto en cuestión trata el problema de la relación entre los imaginarios identitarios de la región de Antioquia y las producciones intelectuales de las élites oriundas de la mencionada región, elaboradas entre los años de 1830 y 1920, consistentes principalmente de textos e imágenes. La tesis del autor es que son dichas élites intelectuales las responsables de la creación y difusión de la idea de la ''raza antioqueña'' fuertemente arraigada en la cultura de la región. Haciendo uso de las creaciones de importantes autores, pintores y fotógrafos antioqueños, relacionándolos con el ambiente intelectual, social y político euroamericano, el autor se propone responder a preguntas acerca del cómo surge la idea de una ''antioqueñidad'' y cuáles son los conceptos centrales que la definen. Se puede decir que es un libro de historia de los intelectuales, más que de historia de las ideas y cubre un terreno que, para la época y la región analizadas, es escasamente trabajado. El libro está dividido en siete capítulos, cada uno dividido en varias subsecciones. Cuenta además con una lista completa de anexos, fuentes y bibliografía utilizada.

En el primer aparte de libro, el prólogo, Escobar Villegas plantea el problema de investigación, los motivos personales que lo llevan a indagar sobre este tema, la manera cómo se fueron desarrollando y ampliando las preguntas. Incluye además un breve resumen de los temas tratados en cada capítulo, al igual que unos mapas de Colombia y de Antioquia que ayudan a ubicar geográficamente a los lectores que no están relacionados con el tema.

En la parte siguiente, la introducción, el autor sitúa el problema de investigación en el panorama más amplio de los avances hechos al respecto en el ámbito mundial, haciendo un recorrido por la historia de la construcción de términos críticos en la investigación, como ''élites'', ''letrado'' e ''intelectual''. Cuenta la formación del objeto histórico ''élites'', en el espacio de los trabajos adelantados en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y por supuesto, Colombia.

En la siguiente sección del libro, hace una presentación histórica y geográfica de Antioquia. Para esto hace uso de relatos de viajeros, narraciones etno-geográficas escritas por miembros de las élites intelectuales, develando de esta manera no sólo la descripción física de lo que es Antioquia, sino el proceso de configuración de la idea de la región que prevalece hasta hoy, que establece una relación directa entre el carácter montañoso, de alguna manera agreste, del territorio y las características culturales de sus habitantes. Incluye también la descripción de la transformación de Medellín de finales del siglo XIX y principios del XX, que la convirtió en una urbe con una vida con un cierto nivel de cosmopolitismo.

El capítulo siguiente se encuentra dedicado a hacer un balance demográfico sobre varios temas relacionados con el origen de las élites, sus ocupaciones, la importancia social que tenían y el origen de sus riquezas, enfocándose en la manera cómo el comercio y la minería contribuyeron enormemente a la acumulación de grandes capitales en Antioquia. Este capital ayudó a fomentar no sólo el lujo, sino el intercambio cultural con otras partes del país y del mundo, patrocinar investigaciones, revistas, periódicos y editoriales. Describe de manera amplia la importancia del establecimiento de redes familiares, no sólo entre los antioqueños, sino con extranjeros que se radicaban de manera definitiva en Medellín. Los lugares de sociabilidad también son tratados en este capítulo, incluyendo en esta categoría de análisis, no sólo los clubes y los colegios, sino también las imprentas, los periódicos y hasta las mismas guerras civiles.

A continuación, Escobar Villegas hace algunas prosopografías: la de Gregorio Gutiérrez González (1826-1872) que usa para establecer la importancia que jugaron las imprentas y los periódicos en la difusión del imaginario de Antioquia, las de Andrés Posada Arango (1839-1923) y la de Manuel Uribe Ángel (1822-1904), a través de las cuales analiza el papel de las universidades, las sociedades científicas extranjeras y colombianas, especialmente de medicina e historia, como lugares de sociabilidad y espacios de discusión y de creación de redes intelectuales y la difusión de las producciones científicas creadas en dichos espacios al resto de la sociedad. También expone las de Antonio José Restrepo (1855-1933) y Baldomero Sanín Cano (1851-1957), para establecer la complejidad de la relación entre los hombres de estado y los intelectuales, en la línea ya tratada por Malcolm Deas en su texto ''El poder y la gramática'', describiendo cómo el debate político no se remitió exclusivamente a los espacios institucionales o a la guerra sino también a la prensa partidista; y por último, las prosopografías de Francisco Antonio Cano (1865-1935) y Melitón Rodríguez (1875-1942), para mirar la relación entre Medellín, Bogotá y Europa, en términos de intercambio de ideas, en los espacios relacionados con el arte, como las exposiciones, galerías y escuelas de arte.

Los anexos del libro suministran un insumo importante de fuentes para interesados en la temporalidad, el espacio y el tema trabajados por Escobar Villegas. Cuenta con una lista de periódicos antioqueños de la primera mitad del siglo XIX, agentes de distribución de los periódicos por zonas, entre otras fuentes primarias. Una pieza importante es la ficha biográfica usada por el autor para clasificar la información de cada personaje estudiado, además de las fuentes, los archivos, y las personas consultadas en el proceso. El libro contiene además un gran volumen de pinturas, fotografías y reproducciones de apartados de las ediciones originales y las portadas de muchos de los escritos de los autores tratados en el texto.

Este libro constituye un aporte interesante al tema de las élites intelectuales antioqueñas y colombianas en general, no sólo por el estudio prosopográfico, sino por el enfoque ofrecido al problema, al señalar el vínculo entre la producción intelectual y la constitución del imaginario de las regiones.